Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.

FeSP UGT Andalucía siente una gran indignación por el recurso y la petición de suspensión cautelar, por parte del gobierno Estatal, contra el Decreto de las 35 horas en Andalucía

Noticias de Interés
Tipografia
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la decisión tomada por el Tribunal Constitucional de admitir a trámite el recurso del Gobierno y decretar la suspensión cautelar de las 35 horas en nuestra comunidad, desde la Federación de Emplead@s de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía sentimos una gran indignación con la actitud del Gobierno Estatal, que decidió recurrir la jornada de 35 horas en Andalucía con nocturnidad y alevosía, presentando ese recurso el 14 de julio de 2017 el último día que podían presentarlo al Consejo de Ministros. A pesar de que la jornada de 35 horas en Andalucía está implantada desde el 16 de enero de 2017 y han esperado al último día.

El Gobierno hace caso omiso al acuerdo llegado en Mesa General de Función Pública de la Junta de Andalucía, cuando por unanimidad entre el Gobierno Andaluz y los sindicatos se llegó al acuerdo de volver a las 35 horas por los beneficios que aportan a los Empleados/as Públicos andaluces y a la ciudadanía en general.

Tampoco queremos pasar por alto la actitud del PP andaluz que nos ha tomado el pelo, ya que no ha intercedido ante el gobierno. Una actitud que vuelve a demostrarnos que el PP andaluz está en contra de las 35 horas, lo que evidencia que este partido no conoce la realidad que viven los trabajadores y trabajadoras del Sector Público andaluz.

En UGT estamos convencidos de que perdemos todos los andaluces y andaluzas. En primer lugar, los Empleados/as Públicos tendrán que volver a trabajar 37 horas y media, lo que conlleva una pérdida de 7.000 puestos de trabajo. Además afectará a la conciliación de la vida familiar y laboral de estos trabajadores/as del Sector Público andaluz. Y también se perderá calidad del servicio que se presta a la ciudadanía.

Los empleados/as públicos de la Administración de la Junta de Andalucía no pueden seguir siendo ninguneados por la falta de sensibilidad del Gobierno de la nación y del partido popular. Tampoco se puede jugar con el empleo creado por la Junta de Andalucía al reducir la jornada laboral de sus empleados públicos a 35 horas.

Desde FeSP UGT Andalucía constatamos con hechos que sí se puede hacer otra clase de política en las Administraciones Públicas con relación al empleo público. Por ello, FeSP UGT Andalucía seguirá defendiendo y apostando por estas medidas tomadas y acordadas con las Organizaciones Sindicales de la Mesa General de Función Pública en la Junta de Andalucía con el Gobierno de nuestra comunidad, ya que han dado su fruto: la creación de empleo, la conciliación de la vida familiar y mejora del servicio que se presta a la ciudadanía.

Por todos estos motivos, desde FeSP UGT Andalucía nos veremos obligado a llamar a la movilización de todos los andaluces y andaluzas, para frenar esta decisión que nos perjudica a todos/as.

Desde UGT consideramos que está en manos del gobierno rectificar esta decisión, pidiéndole al Tribunal Constitucional que NO lleve a efecto la suspensión cautelar de las 35 horas.