Este portal utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario, así como recopilar información estadística. Si continúas navegando, aceptas su uso.

UGT considera imprescindible que la Sociedad y los Grupos Parlamentarios arropen a Rubén y Nogales, mañana 21 de junio

Noticias de UGT
Tipografia
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que "los grupos parlamentarios y la sociedad en su conjunto deben arropar el próximo día 21 de junio a Rubén Ranz y José Manuel Nogales, porque es increíble que, en el siglo XXI en nuestro país, se tengan que ver delante de un juez con peticiones de 7 años de prisión por defender el derecho fundamental de huelga de manera dialéctica, sin ningún otro elemento que pudiera causar algún daño".

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones previas a la asamblea de delegados y delegadas de UGT-Cantabria "para mostrar todo el apoyo y solidaridad del sindicato a estos compañeros antes de la celebración de su juicio, pasado mañana. No queremos que se vean en esta situación y que tengan que pasar por ningún juzgado por hacer lo que se ha hecho desde finales de 1800, ayudar a promocionar las huelgas de manera pacífica".

Por ello, ha mostrado su empeño en que "los grupos parlamentarios de izquierdas deroguen el artículo 315.3 del Código Penal, que toquen el 172 y que se derogue la Ley Mordaza, porque en la historia de la humanidad los ciudadanos tienen que saber que si hoy se puede tener una universidad más o menos accesible, como la que hay en Cantabria, si pueden ir a los servicios médicos o educativos, o si en las empresas hay comités de empresa, es porque hay mucha gente como Rubén y Nogales que han dado un paso adelante para defender el derecho de huelga y el resto de derechos fundamentales de los trabajadores y trabajadoras".

Además, ha demandado a la sociedad "que les arropen, que si hoy no hacemos que estos compañeros se sientan arropados, mañana quizá no encontramos otros compañeros que estén dispuestos a defender nuestros derechos; y a los policías que van de testigos al juicio, que digan la verdad, que no se dejen llevar por ningún otro elemento que no sea la verdad, porque tenemos la más absoluta certeza de que si dicen la verdad van a salir absueltos del juicio".