Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.

UGT Informa: 2017, el indignante desperdicio de un año

Noticias de UGT
Tipografia
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El paro baja proporcionalmente al incremento de la precariedad, los contratos únicamente crecen debido a la campaña de navidad y apenas si se incrementa la afiliación a la S.S.

• El paro baja en 26.378 personas (-3,10%) y se sitúa en 825.364 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 57.713 trabajadores (-6,54%), 1,3 puntos por debajo de la estatal (-7,84%). 2017 se ha ido sin que hayan comenzado, ni tan siquiera a mejorar, los problemas estructurales de nuestro mercado laboral.
• Andalucía se ha consolidado, en 2017, como la región con mayor peso relativo en el seno del Estado: el 24,18% de los parados del conjunto del Estado son andaluces, algo menos que en noviembre (24,51%). Prácticamente, uno de cada cuatro desempleados es andaluz.
• El 9,05% de los parados son menores de 25 años, porcentaje que se reduce apenas medio punto con respecto al de noviembre (9,58%). La tasa de desempleo juvenil continúa superando en más de 20 puntos la del conjunto de la Comunidad Autónoma.
• Las trabajadoras andaluzas han mantenido prácticamente constante su peso relativo (57,59%) con respecto al mes anterior (57,86%). Junto con la precarización del empleo, el auge de la desigualdad de oportunidades ha sido el otro gran protagonista del año laboral en Andalucía.
• En diciembre, el paro en los extranjeros se redujo en casi 3,5 puntos (-3,49%). A su vez, durante los últimos doce meses, este desempleo ha caído un 0,30%, mucho menos que en el Estado (-4,53%).
• El sector servicios continúa recogiendo a más del 65% de nuestros parados (65,53%). Durante este mes, el paro se ha incrementado en la industria y en la construcción y se ha reducido en el resto de sectores.
• En diciembre se realizaron 50.054 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un incremento del 11,85%. A su vez, la contratación temporal sigue siendo el único recurso real a la hora de contratar: el 96,74% de los contratos del mes fueron temporales.
• 32 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones por desempleo. El empobrecimiento de la clase trabajadora y el incremento en la tasa de pobreza y exclusión social ponen de manifiesto la necesidad de incrementar el grado de cobertura y la cuantía de las prestaciones públicas por desempleo.
• Por último, finalizamos el año con un leve incremento mensual, del 1,40% en la afiliación a la Seguridad Social. Con esta subida, la tasa interanual se sitúa en el 3,44% muy parecida a la registrada a nivel estatal (3,42%).

Por todo ello, desde UGT: en términos generales, analizados los datos de diciembre, aunque valoramos positivamente la reducción del paro, no podemos dejar de denunciar que prácticamente es debido en su totalidad a la campaña de navidad. Han pasado doce meses y Andalucía sigue sin contar con un Plan de Choque contra el desempleo capaz de generar los puestos de trabajo que necesitamos ni de incrementar la calidad del mismo.

Más allá de las injustas declaraciones llevadas a cabo por parte de representantes de la patronal, en 2018 tiene que llevarse a cabo un importante incremento salarial, de forma que además de mejorar las retribuciones de la totalidad de la clase trabajadora, se incluya en los convenios colectivos una cláusula de salario mínimo de mil euros. El incremento del SMI no es más que un primer paso en esta dirección.

Ninguna economía moderna que se precie, y menos aún si quiere continuar "apellidándose" social, puede mantener los márgenes de desigualdad de oportunidades generados en 2017. El ansiado Plan de Choque contra el desempleo debe contar con un apartado específico dirigido a la mejora de las condiciones de acceso a un puesto de trabajo para aquellos colectivos con mayores problemas, especialmente mujeres y jóvenes.

No podemos seguir esperando ni un mes más. De una vez por todas hay que derogar las dos últimas Reformas Laborales, devolver la dignidad a las pensiones y acabar con la criminalización de los trabajadores por el ejercicio de un derecho sindical tan legítimo como es el de la Huelga.