Este portal utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario, así como recopilar información estadística. Si continúas navegando, aceptas su uso.

FeSP UGT Andalucía critica la actitud de la Consejería de Salud para solventar la saturación en las Urgencias Hospitalarias

Comunicaciones y Prensa
Tipografia
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Para UGT querer solucionar los problemas que padecen las Urgencias con mayor control de las salas de espera es meter la basura debajo de las alfombras. 

Desde la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT Andalucía manifestamos nuestra disconformidad con la forma de actuar de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ante el grave problema de saturación y falta de personal que presentan las urgencias hospitalarias de nuestro Sistema Sanitario Público.

La Consejería ha vendido a bombo y platillo que la principal solución es la de vigilar a los miles de pacientes que permanecen horas y horas en las salas de espera, y esto nos parece esperpéntico. Nuestros servicios de urgencias padecen desde hace mucho tiempo un gravísimo problema de falta de personal y, en muchos casos, una nefasta organización que provoca interminables esperas y saturación de todos/as las profesionales que desempeñan su trabajo en esa área.

Los últimos hechos lamentables acontecidos en Úbeda (Jaén) y en Antequera (Málaga) vienen a confirmar lo que desde UGT llevamos años diciendo y es que hace falta una reforma estructural de todo el sistema de urgencias. Por ello, no entendemos cómo se ignoran las continuas peticiones de las Organizaciones Sindicales de desarrollar una Mesa Técnica de Urgencias que nunca se llega a celebrar.

Cuando el sistema de urgencia se colapsa, por falta de personal, es más factible que se produzcan errores como los ocurridos en esos dos centros hospitalarios y que son simplemente la punta de un gran iceberg que la Administración se niega a ver.

Para FeSP UGT Andalucía la solución a este problema no pasa por celebrar una reunión entre cargos directivos, una nota de prensa y decir que en algunos hospitales serán los celadores los que tendrán que vigilar cada cierto tiempo las salas de espera, esta actuación por parte de la administración es una temeridad y descargar el problema hacia personal que no está cualificado para discernir la mayor o menor gravedad o el empeoramiento que pueda sufrir un paciente.

Las propuestas de UGT para solucionar el problema son: evitar las enormes listas de espera en esas salas, atender con agilidad y premura a los pacientes; y esto solo se consigue con organización y personal, no con notas de prensa, reuniones o vigilantes improvisados.