Este portal utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario, así como recopilar información estadística. Si continúas navegando, aceptas su uso.

FeSP UGT Andalucía considera imprescindible cerrar fechas de implantación de las 35 horas

Comunicaciones y Prensa
Tipografia
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ante la posibilidad de cerrar un acuerdo con el Gobierno de la Junta de Andalucía sobre recuperación de derechos perdidos por los empleados de los Servicios Públicos, la recién constituida FeSP UGT Andalucía quiere expresar su posición sobre dos cuestiones fundamentales: recuperar las 35 horas, sin fecha de vuelta, y devolución del 100% de la paga extraordinaria de 2012. Debido a la inminente convocatoria de Mesa General de la Función Pública, UGT considera que la restitución de las 35 horas es la premisa fundamental para negociar el resto de derechos perdidos.

Las 35 horas son irrenunciables para nuestro sindicato y es un paso adelante que este Gobierno debe dar para fomentar la creación de empleo y la mejora de la calidad de todos los Servicios Públicos que se han visto mermados con la ampliación de la jornada. Son unos 15.000 puestos de trabajo los que se podrían crear con la aplicación de esta medida, que además supondría una mejora sustancial en todos los servicios que prestamos a los ciudadanos.

La devolución de la paga extraordinaria de 2012 es simplemente hacer justicia con miles de trabajadores y trabajadoras que vieron como les quitaban la paga y, ahora, están viendo como al resto del Estado se la devuelven mientras que a los de Andalucía aún les queda el 50% de la misma.

FeSP UGT Andalucía entiende que hay que calendarizar todos y cada uno de los derechos perdidos durante estos duros años de crisis y que han supuesto una merma en los bolsillos de miles de trabajadores y trabajadoras, y en los servicios prestados a la ciudadanía en general.

Si desde el Gobierno de la Junta de Andalucía existe una verdadera voluntad de llegar a un acuerdo tendrán que demostrarlo en los temas que pone encima de la mesa de negociación, no nos vale una firma y una foto con la Presidenta. Ha llegado el momento de dar a los empelados públicos lo que nunca se les debió de quitar.