UGT Informa: FePS-UGT Almería defiende el empleo público para la futura Biblioteca Municipal Central

Noticias de Local y Servicios a la Comunidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

Frente a la privatización de su gestión anunciada por el alcalde


• Finalizada la consulta popular la nueva Biblioteca Municipal Central ya tiene nombre, pero lo que no tendrá será trabajadores municipales al estar prevista la contratación de personal “a través de una concesión”. Para FeSP-UGT Almería esta “nueva concesión” es otra muestra más de “la política de personal” que se está llevando a cabo en nuestro Ayuntamiento y pone de manifiesto su nulo interés por el empleo público.


• Para este sindicato es sorprendente que el Alcalde de nuestra Ciudad se vanaglorie, en titulares periodísticos, por la privatización de un servicio público esencial, como es la labor formativa, educativa y divulgativa que prestará la futura biblioteca pública municipal. Para FeSP-UGT los argumentos con los que el Ayuntamiento pretende justificar la concesión para contratar al personal, como el hecho de que se haga en otras ciudades, que es el mismo procedimiento que realizan miles de ayuntamientos en España o que se está haciendo en otros centros municipales, son sólo excusas para continuar con la externalización y privatización de servicios municipales, lo que además de impedir la concurrencia pública, alimenta las sospechas de favoritismo y, en muchos casos, da lugar a situaciones de explotación encubierta de los trabajadores contratados por esas empresas.


• FeSP-UGT rechaza también el recurso al “socorrido argumento” de la tasa de reposición que no ha impedido, por ejemplo, la contratación de once auxiliares administrativos interinos, considerando que la justificación de esta concesión privada a cambio de policías locales, bomberos, trabajadores sociales, psicólogos, licenciados en derecho, o auxiliares administrativos es pura demagogia para encubrir el hecho de que el equipo de gobierno municipal nunca tuvo intención de gestionar la nueva biblioteca mediante personal perteneciente a la plantilla municipal, ¿por qué no se pueden hacer unas bolsas de empleo, como las que se acaban de hacer en el propio Ayuntamiento, con motivo de la urgencia y necesidad?, ¿por qué no se opta por un procedimiento selectivo abierto, en el que regirían los principios de igualdad, mérito, capacidad, publicidad, transparencia y concurrencia pública?.


Desde este sindicato consideramos que esta concesión para la contratación de personal es otra muestra más de la escasa consideración en que el Ayuntamiento tiene a las/os trabajadores municipales, dudando de su capacitación profesional pues ni siquiera se les tiene en cuenta para poder optar a los futuros puestos de la Biblioteca municipal. Esta es la política de personal que está llevando a cabo el Alcalde de Almería, en lugar de promover las convocatorias públicas de provisión de puestos como marca la ley, prefiere procedimientos poco democráticos del tipo “Resoluciones a dedo” para cubrir los puestos del Ayuntamiento, opta por las “comisiones de servicios” a favor de personas de otros Ayuntamientos “afines” o las “asistencias técnicas” eternizadas que recaen siempre en las mismas personas y para realizar funciones que competen a trabajadores públicos municipales. ¿Por qué el Ayuntamiento ha tardado tanto en hacer público el modelo de gestión de la biblioteca?. Son múltiples las vías legales existentes para la contratación de personal público, entre ellas, las previstas en Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio de 2018, pero eso significaría organizar y gestionar con criterios de eficacia, eficiencia, publicidad y transparencia, muy necesarios en un Ayuntamiento que tiene el dudoso honor de ser el menos transparente de los municipios españoles.


FeSP-UGT defiende y va a defender los servicios públicos, puesto que privatizar produce un deterioro del servicio público y no garantiza el servicio de calidad que merecen los ciudadanos, se destruye empleo público y se precarizan las condiciones laborales de los trabajadores contratados a través de una empresa. En definitiva, se sustituye un objetivo cultural, por uno económico.


Fuente: Diario de Almería 30-08-2018

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar