UGT informa: Nueva de SENTENCIA sobre remunicipalización de servicios y subrogación de trabajadores

Sentencias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo, ha publicado una sentencia que unifica la doctrina, de fecha 4 de julio de 2018 en la que decide sobre un recurso presentado por una empresa (URBASER) que durante 15 años había sido la prestataria, mediante contrato público, del servicio de limpieza y recogida de basura del ayuntamiento sevillano de Lora del Rio.

La empresa, al rescatar el servicio de limpieza el Ayuntamiento, pone a su disposición los medios materiales e instalaciones que a su vez el ente local le traspasó, así como le informa de la lista de trabajadores que el Ayuntamiento debe subrogar, los cuales, en buen numero ya habían sido con anterioridad, empleados municipales.

De la lista de trabajadores, el ayuntamiento no subroga a uno, contratado por la empresa, el cual interpone demanda por despido improcedente ante el Juzgado de los Social, el cual condena a la administración a pagar la indemnización, si bien, esta interpone recurso ante la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la cual da la razón en segunda instancia al Ayuntamiento.

La empresa, interpone recurso de casación para la unificación de la doctrina y la sala de lo social del Tribunal Supremo, estima que, aunque sin referirse expresamente a tal situación jurídica, si hubo sucesión de empresa, y como tal le es aplicable el Articulo 44 del Estatuto de los Trabajadores y la Directiva Europea 2001/23/CE sobre traspaso de empresas, expresando de forma literal:

“La aplicación de la expuesta doctrina debe conllevar la estimación del recurso. Como se ha visto, estamos en presencia de una actividad externalizada, primero, y recuperada, después, que no se basa exclusiva o fundamentalmente en la mano de obra. Antes, al contrario, para prestar el servicio encomendado hacen falta -son absolutamente imprescindibles- unas instalaciones, un equipamiento importante y unos bienes materiales sin los cuales es imposible la realización del servicio encomendado.

Los vehículos, la maquinaria los enseres y el utillaje que, estando afectos a la realización de las labores propias de la actividad contratada y que la Administración recuperó, se revelan como elementos materiales de importancia capital para la realización de la contrata, teniendo un valor que, en absoluto, puede considerarse ni desdeñable ni marginal en la actividad de que se trata.

Ha existido, por tanto, en la operación de reversión del servicio contratado, la entrega de los elementos patrimoniales que resultan inevitables para la continuidad de la actividad, lo que revela la transmisión de un conjunto de medios que conforman una determinada actividad económica que mantiene su identidad tras la reasunción del servicio por parte del Ayuntamiento. No hay duda, por tanto, de la existencia de un conjunto de medios organizados, a fin de llevar a cabo una actividad económica, ya fuere esencial o accesoria. Conjunción de elementos que determina que estemos en el ámbito de aplicación de la Directiva 2001/23 y del artículo 44 ET”.

Tras lo cual declara firme la sentencia de la primera instancia, condenando a la administración a abonar la cuantía por despido improcedente, ya que debió subrogar al trabajador cuando rescató el servicio.

 

Clica aquí para acceder a la Sentencia

 

 

ahora nosotros

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar