UGT y CCOO acusan a Correos de mentir a la ciudadanía y al Gobierno al hacer públicos unos falsos beneficios en el primer semestre de este año y al ocultar intencionadamente los 70 M € de pérdidas en su Plan Operativo Anual (POA)

Noticias de Postal
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
  • La manipulación de la información económica publicada por Correos el pasado 14 de julio es palmaria, ocultando que la matriz -que supone casi el 90% del total de los ingresos del Grupo ha perdido 6,5 millones de euros en el primer trimestre, que el déficit estructural de gestión es de 9 millones de euros y que el Plan Operativo Anual (POA) arroja pérdidas por 70 millones de euros.
  • Correos oculta que sin los márgenes positivos que han ofrecido las elecciones de Madrid y Cataluña, el resultado semestral sería de pérdidas en el Grupo por valor de más de 9 M de €, lo que es más grave, indican los sindicatos, en un contexto de crecimiento del PIB del 6%.
  • El Gobierno no debería ser ajeno a lo que pasa en la mayor empresa pública de este país, y sí pararse a reflexionar que en Correos hay un problema, y que ese problema no radica en unos sindicatos, CCOO y UGT, que han sido partícipes activos de todas las reformas postales habidas en la compañía pública en las últimas décadas.

UGT y CCOO acusan al presidente de Correos de construir relatos falsos retorciendo las cifras de la cuenta de resultados para tapar su nefasta gestión, anteponiendo sus intereses políticos y personales a los de la compañía pública. En una nota pública emitida el 14 de julio, Correos alardea de que “Mantenemos los resultados positivos con un beneficio de 1,8 millones en la primera mitad del año”, lo que es, sencillamente, falso, como UGT y CCOO demuestran con estos fundados y contundentes argumentos:

• Los datos que ofrece Correos para el primer semestre son los consolidados del Grupo (matriz Correos y filiales) lo que dificulta su análisis y esconden que la matriz, que supone el casi el 90% del total de los ingresos del Grupo, ha perdido 6,5 millones de € en este período. Durante el primer trimestre del año, el Grupo Correos ofreció resultados positivos por valor de cerca de 5 millones de €. Si el beneficio consolidado del semestre es de 1,8 millones de € en positivo, la gestión del segundo trimestre ha sido negativa por valor de 3 millones de €. No podemos olvidar que el segundo trimestre del año, junto con el cuarto trimestre, son los meses de mayor recaudación de ingresos. Los resultados del tercer trimestre empeorarán sustancialmente por el incremento de los costes de personal para cubrir vacaciones y el descenso estacional de la actividad, tanto postal como de paquetería.

• Si el presidente de Correos anuncia cada tres meses beneficios ¿por qué no abona la subida de salario del 0,9% que tiene comprometida para 2021? ¿Lo tiene provisionado? ¿Está utilizando este montante para dar una imagen falsa de los resultados económicos de la compañía?

• Juan Manuel Serrano anuncia que uno de los motivos de los resultados positivos es nuestra presencia, tanto en China como en Portugal, sin informar del peso relativo sobre el total de los ingresos del Grupo que tienen estas dos iniciativas, obviamente, porque el peso de estas sobre el total de los ingresos de la compañía es ínfimo.

• El presidente de Correos no informa de cuál es el nivel de endeudamiento que está contrayendo la compañía desde su llegada, endeudamiento que, según nuestros datos, está próximo a los 400 millones de € y es provocado por sus inversiones megalómanas e inútiles.

• El proyecto RAMPA es una iniciativa lanzada por el Partido Popular antes de su llegada a Correos. A esta fecha ya tenía que estar terminado. Este proyecto, sin embargo, acumula un retraso de más de dos años por el cuestionamiento del mismo -político, que no de gestión- que realizó Serrano a su llegada a la presidencia, que, incluso, hizo peligrar su viabilidad. Este retraso puede suponer que, en el momento de su puesta en marcha, sufra de insuficiencia de espacio.

• El insistir, de forma obsesiva y como única alternativa para Correos, en su transformación en una empresa paquetera es, a juicio de CCOO y UGT, un error de estrategia que tendrá implicaciones a largo plazo por los márgenes negativos que ofrecen estos productos en la matriz (que aporta el 90% de ingresos de la totalidad del Grupo), como así lo indicó la AIReF en su informe sobre Correos. LA PAQUETERÍA ES UNA SOLUCIÓN, PERO NO ES LA SOLUCIÓN (estudios a nivel internacional sobre el ámbito postal demuestran con evidencias que los beneficios obtenidos con el aumento de paquetería no pueden amortiguar las pérdidas de caída de la carta). De hecho, así lo han entendido los operadores postales de nuestro entorno que han optado por diversificaciones más amplias, con más producto en más mercados, tratando de incrementar la sostenibilidad de los servicios postales. La paquetería es un mercado que crece a dos dígitos y su contribución, nadie lo niega, es importante para mantener la red de distribución capilar. Correos necesita abrir una reflexión seria sobre nuevos yacimientos de ingresos.

• Juan Manuel Serrano ya lleva tres años gestionando Correos y desde el minuto uno anunció que iba a transformar Correos en una empresa logística y CCOO y UGT se preguntan ¿Dónde están los nuevos negocios logísticos y qué ingresos han generado? NINGUNO. ¿Cuáles son los ingresos de la plataforma COMANDIA, que ha requerido de más de 600.000 € de mantenimiento el primer semestre de 2021? NULOS. Los ingresos por comisiones de ventas en el marketplace Correos Market no han llegado a 7.000 € en el primer semestre. Los obtenidos por utilización de las consignas de entrega de paquetes (Citypack) apenas superan los 25.000 €. Uno de los últimos grandes proyectos de Juan Manuel Serrano, Correos Cash, con dificultad llega a los 125.000 €. Todo esto nos lleva a concluir, y a exigir, que CORREOS DEBE ABANDONAR LAS OCURRENCIAS Y LAS FRIVOLIDADES.

• Correos no puede liquidar el Servicio Público Postal que tienen asegurado los ciudadanos y las ciudadanas de este país. Alguien le tiene que recordar al presidente de Correos, supuestamente progresista, que España no necesita que le vendan a la ciudadanía sus derechos como recientemente ha hecho Serrano, en su habitual línea de sacar rendimiento político de una empresa pública tricentenaria, con el presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón.

• La gestión de las oficinas postales está siendo un cúmulo de fracasos. No estaría de más que salieran a la luz pública los resultados en ingresos de los acuerdos firmados con Endesa y Mapfre. Es, además, una infamia contra nuestra buena red de oficinas, entre otras varias, el que se le cargue el fracaso, hasta el momento, de Correos Market, al hacer depender de nuestras oficinas esta improvisada línea de negocio en las últimas semanas.

• Las caóticas y suicidas subidas de precios impulsadas por Serrano (en algunos tramos del producto Publicorreo, por encima del 60%) están acelerando el efecto sustitución de la carta, lo que está suponiendo caídas importantes, tanto en el tráfico postal que maneja Correos, como en la paquetería.

• La conclusión es simple y dista mucho del triunfalismo mediático que, falseando los datos, Juan Manuel Serrano quiere transmitir a la ciudadanía y al Gobierno. Lo cierto es que, sin los márgenes positivos que han ofrecido las elecciones de Madrid y Cataluña, el resultado semestral sería de pérdidas en el Grupo por valor de más de 9 millones de €, y ello con un PIB creciendo al 6%.

El Gobierno, que, tras el 4-M, reconoció acertadamente un desgaste político y de gestión notable, lo que se ha traducido en su reciente remodelación para dar un impulso político en esta segunda parte de la legislatura, en esa misma línea, no debería ser ajeno a lo que pasa en la mayor empresa pública de este país, y sí pararse a reflexionar que en Correos hay un problema, y que ese problema no radica en unos sindicatos, UGT y CCOO, que han sido partícipes activos de todas las reformas postales habidas en la compañía pública en las últimas décadas.