UGT llega a un acuerdo para regularizar las condiciones de trabajo en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía

Noticias del Sector Público Andaluz
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras unas largas y difíciles negociaciones, que han incluido convocatorias de huelgas y movilizaciones de la plantilla, en el día de hoy los sindicatos que representan al 81% de la plantilla han llegado a un acuerdo con la Dirección de la Agencia.

 

El nuevo Convenio Colectivo viene a sustituir a los obsoletos convenios que regían en las extintas fundaciones –FASS y FADAIS- que, en el año 2011, se integraron en ASSDA y regulariza en gran medida las mayorías de las condiciones de trabajo de colectivos tan dispares.

UGT destaca, como resultado de un año y medio de negociación, los siguientes puntos:

  • La homogeneización salarial, reduciendo así las brechas salariales entre los grupos profesionales. Esta medida entrará en vigor el 01/09/2018.
  • Se introducen complementos de puestos de trabajo por la complejidad, especialidad, e incluso, riesgos en su desempeño (complemento Piadores, Teleasistentes, Monitores Sociosanitarios o Complejidad Técnica). Esta medida entrará en vigor el 01/09/2018.
  • Se mejora la conciliación entre la vida familiar y laboral con los nuevos turnos de trabajo y con la reducción del 6% de la jornada para las personas que realizan turnicidad. Estas medidas entrarán en vigor el 01/01/2019. La medida anterior, indirectamente, generará puestos de trabajo que la Agencia se compromete a cubrir en corto plazo.
  • Se introducen expresamente en el texto del convenio, el Acuerdo Marco de 13/07/2018 de la Mesa General de Negociación Común del personal funcionario, estatutario y laboral.

No obstante, aún quedan reivindicaciones por conseguir y seguiremos luchando, ya que la Administración, no ha asumido incorporar al texto la antigüedad para aquellas personas que no la estaban percibiendo. En relación a este colectivo, UGT intensificará la campaña para que todas aquellas personas tengan su derecho, proveniente del anterior convenio de la FASS, a reclamar dicha antigüedad no dejen de ejercitarlo antes de la publicación del nuevo convenio como ya lo han hecho el 80% aproximadamente del colectivo afectado.