FeSP UGT Andalucía considera que el Anteproyecto de Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado es una oportunidad para mejorar el “Concursillo”

Enseñanza Pública
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde la Federación de Empleadas y Empleados de Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía recibimos con cierta satisfacción el Anteproyecto de Ley de Autoridad del Profesorado, ya que se le va a dar índole de ley a una serie de actuaciones que pueden facilitar y favorecer la labor docente, sin que ello suponga la “varita mágica” para solucionar todas las dificultades que actualmente afectan a nuestro sistema educativo, y especialmente al profesorado andaluz.

La dignificación del profesorado ha sido una reivindicación histórica de UGT, materializada en múltiples acciones, siendo la de “Dignificación Docente” una de las últimas campañas lanzadas por UGT en este ámbito.

El pasado 30 de mayo se presentó en la Mesa Sectorial de Educación el Anteproyecto de Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado, al que FeSP UGT Andalucía presentó una serie de enmiendas que consideramos puede mejorar este anteproyecto. Además, expusimos que, con la tramitación parlamentaria de este Anteproyecto de Ley, se presenta la gran oportunidad para conferir al llamado “concursillo” su verdadero sentido y carácter convirtiéndolo en un procedimiento INDEPENDIENTE y DESVINCULADO de las comisiones de servicio, conforme a la demanda sindical de años y al modelo que se negoció, en su momento, con la anterior Administración educativa, permitiendo al profesorado su participación en dicho procedimiento sin la obligación de presentar documentación justificativa (como sucede con las comisiones de servicio).

Con la anterior Administración educativa ya se había acordado la modificación del apartado 2 del artículo 16 de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre (LEA), permitiéndose así desvincular el “concursillo” de las comisiones de servicio y con ello impregnarlo de su verdadero espíritu, incluyendo la Disposición final primera en el Anteproyecto de Ley de Formación Profesional de Andalucía, con la siguiente redacción: «La Administración educativa convocará, conforme a los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, concursos específicos, de acuerdo con los que reglamentariamente se determine, para la provisión de puestos de trabajo docentes vacantes, con carácter provisional, por profesorado funcionario de carrera o en prácticas, por personal funcionario interino o, en su caso, por personal aspirante a interinidad».

Expuesto todo lo anterior y teniendo en cuenta que el anteproyecto de ley que ahora se presenta sobre autoridad del profesorado POSIBILITA, al ser una norma del mismo rango, la modificación del mencionado artículo de la LEA, desde FeSP UGT Andalucía demandamos la inclusión de una disposición final en el mencionado anteproyecto de ley que permita transformar el carácter y sentido del “concursillo”, CONSIDERÁNDOLO COMO UN CONCURSO ESPECÍFICO.