FeSP-UGT denuncia la elevada parcialidad y temporalidad de los contratos en la enseñanza no reglada

Enseñanza Privada
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Sindicato de Enseñanza Privada de FeSP-UGT denuncia que, tras el estudio de campo realizado por el sindicato durante el curso 2018-2019, se han detectado unos índices intolerables de precariedad laboral entre los trabajadores afectados por el convenio colectivo estatal de enseñanza no reglada, ya sea esta presencial, a distancia, semipresencial u online.

Los datos recabados por FeSP-UGT revelan que, de los aproximadamente 45.000 trabajadores afectados por el convenio colectivo, un 65% lo hacen con contratos a tiempo parcial. Además, la temporalidad detectada en el sector, en el que predominan los trabajadores cualificados con grados universitarios, es de aproximadamente un 60%. A ello se une la especial inestabilidad laboral detectada en las academias y centros de recuperación.

La parcialidad, la temporalidad y la falta de estabilidad en el empleo dificultan la estabilidad laboral de los trabajadores y de sus familias, acrecentada por el dato de que más del 60% de quienes trabajan en el sector son mujeres.

Otro aspecto que está afectando a la precariedad laboral, en este caso de los trabajadores online, es el vinculado a la falta de concreción que el propio convenio colectivo tiene respecto a estos puestos de trabajo.

FeSP-UGT lamenta que las organizaciones patronales no hayan aceptado la insistente propuesta del sindicato de negociar un anexo específico para regular las condiciones de trabajo en la modalidad online, que habría ayudado a mejorar la estabilidad de estos trabajadores.

Como consecuencia de todo ello, los trabajadores de la enseñanza no reglada no perciben este sector como un espacio de estabilidad laboral, sino como un tránsito hacia la enseñanza reglada (pública, concertada, universitaria e incluso enseñanza privada), o como una forma de iniciar la entrada en el mercado laboral mientras prosiguen su formación continua. 

Por otra parte, se detecta también una profunda insatisfacción, puesto que la propia parcialidad genera unos ingresos mínimos, y una falta de control en los tiempos de trabajo de quienes desempeñan su trabajo online.

Con los datos obtenidos, FeSP-UGT anuncia que priorizará todos sus esfuerzos en incorporar todas las demandas de estos trabajadores en la negociación del IX Convenio colectivo durante el año 2020.