UGT informa: Abono en metálico de vacaciones anuales no disfrutadas y la extinción del contrato

Sentencias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Despues del anterior articulo: “Derecho a vacaciones anuales retribuidas coincidentes con una incapacidad temporal” accesible aqui, nos encargamos de ver qué ocurre cuando un trabajador es despedido de su trabajo teniendo vacaciones anuales aun sin disfrutar

La fecha para cobrar las cantidades en metálico por las vacaciones no disfrutadas comienza a correr el dia que se extingue el contrato de trabajo, ya que hasta ese momento no se tiene derecho a sustituir el cogerlas efectivamente por cobrarlas.

De las leyes y la jurisprudencia se entiende que el derecho al cobro de vacaciones que no has sido posible disfrutarlas de forma efectiva solo es posible cuando se extingue el contrato y hasta este plazo no comienza la posibilidad de acudir a los juzgados y pedir la compensación, ya que mientras este “vivo” el contrato e incluso en suspenso, no se puede exigir el pago.

Para el buen hacer de los delegados es necesario, conocer la normativa que nos apoyamos para expresar lo anterior:

Art. 59.2 ET: «...el plazo de un año se computará desde el día en que la acción pudiera ejercitarse».

Art. 1969 del Código Civil «El tiempo para la prescripción de toda clase de acciones, cuando no haya disposición especial que otra cosa determine, se contará desde el día en que pudieron ejercitarse».

Y si con esta normativa no es suficiente, tenemos la siguiente jurisprudencia, que podemos desplegar ante los responsables de personal de los entes locales o empresas de servicios a la comunidad:

Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de enero de 2006 . Sienta doctrina consistente en que el plazo de prescripción de la acción para reclamar la cantidad económica por vacaciones no disfrutadas es posible desde la fecha del despido, que es cuando la acción pudo ya ejercitarse, y no desde la de firmeza de la sentencia que declaro el despido.

Sentencia del Tribunal Supremo de 28 de mayo de 2013. En esta sententecia se recalca la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (SSTJUE 10-septiembre-2009 y 21-junio-2012), con textos como estos:

«el trabajador tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones en otro período que no coincida con su baja por enfermedad, cuando no hubiera podido disfrutarlas durante ésta»
«la posibilidad de que el ejercicio del derecho al disfrute de las vacaciones que se vieron imposibilitadas por la enfermedad se lleve a cabo fuera del año natural» y «sin excluir a priori que ese período pueda quedar fuera del período de referencia de las vacaciones anuales en cuestión»

Y a los posibles limites que puedan pactarse o establecerse legalmente («el artículo 7, apartado 1, de la Directiva 2003/88 no se opone, en principio, a que una norma nacional prevea incluso la pérdida del trabajador a disfrutar de vacaciones anuales retribuidas al término de un período de tiempo determinado, siempre y cuando el trabajador  haya tenido efectivamente la posibilidad de ejercitar el derecho que le atribuye dicha Directiva y no lo haya hecho.

En consecuencia, el derecho a vacaciones anuales retribuidas no se extingue al finalizar el período de referencia fijado por el Derecho nacional en caso de que el trabajador haya estado en situación de baja por enfermedad durante la totalidad o parte del período de referencia y no haya tenido efectivamente la posibilidad de ejercitar este derecho como ya vimos en el articulo anterior.

Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de octubre de 2012  con doctrina seguida, entre otras, en la Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 2012  y  la de 17 de enero de 2013  que termina con una clara declaración de dicho Tribunal:

 «El art. 7, apartado 1, de la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003 , relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo, debe interpretarse en el sentido de que se opone a disposiciones nacionales que establezcan que un trabajador que se encuentre en situación de incapacidad laboral sobrevenida durante el período de vacaciones anuales retribuidas no tiene derecho a disfrutar posteriormente de las vacaciones anuales coincidentes con el período de incapacidad laboral» y declarándose, en nuestra citada sentencia de Sala General, que «el trabajador tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones en otro período que no coincida con su baja por enfermedad, cuando no hubiera podido disfrutarlas durante ésta».

Para finalizar, la mas importante Sentencia del Tribunal Supremo  de 14 de marzo de 2019, por ser la más reciente y más clara en el asunto (y reiterando doctrina de la Sentencia del Tribunal Supremo de 28 de mayo de 2013, arriba mencionada)  donde se establece que, el trabajador no pudo disfrutar de sus vacaciones por causa de fuerza mayor, cual es encontrarse en situación de incapacidad temporal, por lo que ha de reconocerse su derecho a una compensación económica a partir del momento de la extinción de la relación laboral, que tuvo lugar como consecuencia de su declaración en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual en fecha 14 de diciembre de 2012, momento en el que ha de fijarse el comienzo de “contador de días” para el ejercicio de la acción.

 

Clica aquí para ponerte en contacto con tus representantes provinciales