UGT informa: Una SENTENCIA del Tribunal Supremo avala un accidente “in itinere” pese a un desvío del trabajador/a

Sentencias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Tribunal Supremo establece que el accidente de tráfico sufrido en un autobús de vuelta a casa tras el trabajo es in itinere -es decir, lo considera accidente laboral-, aunque el afectado haya realizado previamente unas pequeñas compras personales. El Supremo aprecia así que, en estos casos, "la conducta normal del trabajador responde a patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes".

La sentencia reconoce así este accidente laboral pese a que la ley establece que, para calificarse como “in itinere”, el trabajador no debe haber interrumpido o modificado el trayecto por causas ajenas al trabajo. Sin embargo, para ello recuerda que hay elementos flexibilizadores establecidos por la jurisprudencia. "No ha de excluirse la cualidad de accidente de trabajo por la posibilidad de alguna gestión intermedia razonable", apunta el fallo.

El elemento cronológico necesario para calificar un accidente laboral como “in itinere” no se rompe por haberse demorado su inicio menos de una hora por causa de una gestión exclusivamente personal, como es la compra de yogures en un supermercado cercano tras finalizar la jornada laboral.

Según la jurisprudencia, para calificar un accidente laboral como” in itinere” en el deben concurrir simultáneamente las siguientes circunstancias:

- Que la finalidad principal y directa del viaje esté determinada por el trabajo (elemento teleológico).

- Que se produzca en el trayecto habitual y normal que debe recorrerse desde el domicilio al lugar de trabajo o viceversa (elemento geográfico).

- Que se produzca dentro del tiempo prudencial que normalmente se invierte en el trayecto (elemento cronológico), o lo que es lo mismo que el recorrido no se vea alterado por desviaciones o alteraciones temporales que no sean normales y obedezcan a motivos de interés particular de tal índole que rompan el nexo causal con la ida o la vuelta al trabajo;

- Que el trayecto se realice con medio normal de transporte (elemento de idoneidad del medio).

En este sentido, la duda surge en relación con el elemento cronológico, ya que el accidente de tráfico sufrido por la trabajadora se produce por interrumpir su trayecto de regreso a su domicilio para realizar una gestión personal. Sin embargo, la sentencia del Tribunal de 17 de abril de 2018, aplicando criterios flexibilizadores, entiende que la causalidad no se rompe si la conducta normal del trabajador responde a «patrones usuales» de comportamiento y a «criterios de normalidad» de conducta.

Por ello, el TS estima el recurso de casación para la unificación de doctrina.


Clica aqui y accede a la sentencia

 

Cuenta con nosotros, con nosotras. Contacta con tus representantes provinciales

 

 

ahora nosotros

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar