UGT Informa:Permiso por matrimonio y su equiparación a las parejas de hecho.

Legislación y Normativa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En las diferentes normativas que regulan las relaciones laborales existe el permiso retribuido por contraer matrimonio, no haciendo mención a la equiparación que la Ley del Parlamento de Andalucía 5/2002 de parejas de hecho hace entre la figura del matrimonio y la de pareja de hecho inscrita en el registro.
Es necesario, para evitar posibles controversias, que cuando negociéis convenios en los ayuntamientos, en el apartado “Permisos retribuidos” añadir, bien en el mismo articulado, o como disposición adicional, la equiparación de matrimonio con pareja de hecho inscrita legalmente en el registro, para poder así contraponer a cualquier denegación de derecho de la administración, tanto la normativa andaluza como la jurisprudencia que existe.


Los textos que se pueden añadir son (tres ejemplos):

- “Por matrimonio, o inscripción como pareja de hecho en el correspondiente registro, quince días”.


- “Las parejas de hecho que estén debidamente registradas de acuerdo con la normativa vigente y aporten el correspondiente certificado oficial, gozaran del mismo tratamiento que las parejas de derecho (matrimonios).”

- "El permiso por matrimonio es de 15 días. Tendrán derecho igualmente a este permiso las uniones estables de pareja que se constituyan, de acuerdo con la Ley 5/2002 de parejas de hecho de Andalucía”.

Existe mucha jurisprudencia sobre esta equiparación, a modo de ejemplo y por ser sentencias muy clarificadoras:


SUPUESTO UNO: Un trabajador de la empresa sevillana TUSSAM solicita el permiso por matrimonio y registra su unión como pareja de hecho en el registro correspondiente, denegándoselo la empresa. El trabajador acude al Juzgado de los Social, el cual le da la razón, impugnando la empresa ante el TSJ Andalucía, el cual el vuelve a dar la razón al trabajador. La empresa, sigue insistiendo y acude al Tribunal Supremo para la impugnación y además aporta una sentencia de contraste para que el Tribunal resuelva el recurso de casación para la unificación de la doctrina, fallando de la siguiente forma:

Sentencia de 9 de diciembre de 2010, nº de Recurso 1572/2010, que desestima recurso (desestimado a su vez en las dos instancias previas, el Juzgado social y en el TSJ de Andalucía), de la empresa TUSSAM sobre la denegación de un permiso por matrimonio o inscripción como pareja de hecho en el registro de la Junta de Andalucía dando la razón al trabajador. En el Convenio Colectivo de la empresa TUSSAM se recogía en su articulado el permiso por matrimonio y en las disposiciones finales rezaba el texto: “las parejas de hecho que estén debidamente registradas de acuerdo con la normativa vigente y aporten el correspondiente certificado oficial, gozaran del mismo tratamiento que las parejas de derecho (matrimonios)”. Así mismo deniega el recurso de casación para la unificación de la doctrina al no encontrar la mayoría del Tribunal supremo la existencia contradicción entre las decisiones judiciales valoradas, al no haber identidad de supuestos.


SUPUESTO DOS: Un trabajador de una clínica, en el mismo supuesto del anterior, solicita el permiso por matrimonio, al inscribir su relación de hecho en el registro pertinente de la comunidad autónoma de Cataluña, teniendo regulación efectiva en el convenio colectivo del ramo con el siguiente tenor: “La licencia en caso de matrimonio es de 15 días naturales, acumulables al período de vacaciones: Tendrán derecho igualmente a este permiso las uniones estables de pareja que se constituyan, a partir de la firma del presente convenio, de acuerdo con la Ley Catalana 10/1998, de 15 de julio, de Uniones Estables de Pareja”. El permiso fue denegado por la empresa, acudiendo el trabajador al Juzgado de lo Social, el cual le da la razón al mismo, impugnando la sentencia estimadora de derechos la empresa ante el TSJ Cataluña, fallando de la siguiente forma:

Sentencia de 12 de marzo de 2003 Nº 1713/2003, que desestima el recurso de la clínica y reconoce el derecho a permiso retribuido por unión civil.

También es necesario defender la equiparación de pareja de hecho a matrimonio, a la hora de hacerla valer antes otros permisos y licencias, como el nacimiento de hijo, enfermedad grave de parientes, deberes públicos de carácter inexcusable, etc., sirviendo cualquiera de los tres ejemplos anteriores, tanto para incluirlo en el articulado del convenio como en disposición adicional.

 

 Si deseas ampliar información contacta con tus representantes sindicales mas cercanos o con tus representantes provinciales