FeSP UGT Andalucía acusa a la Consejería de Salud y Familias de falta de previsión en el abastecimiento de EPIs

Noticias de Sanidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la reunión, por videoconferencia, con la Mesa General de Función Pública, desde FeSP UGT Andalucía criticamos la falta de previsión que se ha tenido por parte de la Consejería de Salud, en cuanto a la compra de material de protección para los/as trabajadores/as de Instituciones Sanitarias de Andalucía. No es de recibo que todavía nos están diciendo que “se han pedido y nos llegará la próxima semana”. ¿Es que no sabían lo que se nos venía encima? ¿Cómo no tienen previsto mascarillas FPP2 en grandes cantidades? Cuando se ha comprobado, en otros países, que son las mascarillas necesarias para un contacto directo con los infectados.

Mientras tanto nuestros/as profesionales siguen contagiándose y, según datos del SAS, ya son 2167 los/as afectados/as de los cuales 366 han dado positivo. Esto va a ir a más, nos tememos, porque las imágenes de los distintos centros y servicios no pueden ser más calamitosas: batas hechas por los propios trabajadores/as, guantes de plástico, mascarillas de papel, máscaras con plástico de cuadernos, y todo un repertorio de ingenio ante la incompetencia de un Gobierno de Andalucía más preocupado de otras cosas que de dar protección a los/as profesionales de la salud.

Igualmente, desde FeSP UGT Andalucía, denunciamos la falta de test de diagnósticos rápidos que elimine incertidumbre, y aseguren si son positivos o no, y puedan trabajar o no. Tenemos compañeros/as que tardan en saber varios días si son positivos o no y, mientras tanto, tienen que seguir trabajando como si no tuvieran nada, todo un disparate.

Si de verdad quieren hacer algo por los trabajadores y las trabajadoras que nos están cuidando que traigan material de autoprotección y se hagan test rápidos a los/as profesionales de la sanidad, dependencia y ambulancias, todo lo contrario son cortinas de humos para distraer a la ciudadanía.