UGT denuncia que el SAS perpetra un atraco a sus trabajadores/as y confirma que no pagará el resto del Complemento de Rendimiento Profesional (CRP) de 2019 que les debe

Noticias de Sanidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

UGT Servicios Públicos Andalucía ya ha iniciado una campaña de reclamaciones judiciales gratuitas para sus afiliados/as

En la Mesa Sectorial, celebrada en el día de hoy, el SAS ha confirmado a los sindicatos que no va a pagar el resto del Complemento de Rendimiento Profesional (CRP) que les debe a los más de 115 mil trabajadores/as, de todas las categorías, correspondiente al ejercicio 2019 y que deberíamos haber cobrado en 2020.

Las cantidades adeudadas son superiores, en algunos casos, a los 500€ y personalmente el consejero de Salud se comprometió durante los primeros meses de la pandemia a que iban a cobrar el 100% íntegro debido al tremendo esfuerzo realizado por todos y cada uno de los/as profesionales.

En el primer semestre de 2020 pagaron el 35% de las cantidades que están acordadas en la normativa que regula nuestras retribuciones y el último trimestre de 2020 debían pagar el 65% restante, pero a esas cantidades le quitaron (alegando problemas sin concretar) el 24% de ese 65%. UGT ha reclamado varias veces a la Administración que concrete cuando iban a pagar el resto, pero hoy han respondido que “se ha pagado lo presupuestado y que no hay más”.

Es absolutamente inaudito este comportamiento, nunca antes visto, y es que a unos 115.000 trabajadores/as se les diga que “no pagamos lo que te debemos” es un auténtico despropósito que la Consejería de Salud debe corregir o presentar su dimisión.

UGT ha respondido en la Mesa Sectorial que abandonamos el pacto firmado que garantizaba el cobro de ese complemento y desde hace unos días ha emprendido una campaña de reclamaciones judiciales gratuitas (ya lo veíamos venir) para que nos paguen lo que es nuestro. Nos parece absolutamente vergonzante que miles de profesionales tengan que recurrir a los tribunales para cobrar lo que ya se han ganado en su puesto de trabajo.